Colegio de Arquitectos de Venezuela

Decisión de todos

Este es el eslogan adoptado por los organizadores del concurso de ideas para transformar el aeropuerto de La Carlota en el parque demandado por los caraqueños, marcando así claras distancias con la forma encubierta y engañosa con que el tema ha sido manejado por las distintas dependencias gubernamentales.

En 2001 la ciudad vio al Presidente de la República ofreciendo la clausura del aeropuerto y su transformación en parque para, un año más tarde, declararlo Zona de Seguridad administrada por el Ministerio de la Defensa; después de un amago de construcción de viviendas frustrado por la acción ciudadana, se anunciaron proyectos cuyo destino hoy se ignora para terminar con la instalación de una concretera en un extremo del aeropuerto, acompañada de movimientos de maquinaria y personas que nadie explica.

El concurso de ideas que se convoca, por el contrario, es público, abierto a todos los interesados y tiene un cronograma muy preciso: en julio la ciudad conocerá los resultados de la primera fase, que serán expuestos y discutidos públicamente con los ganadores y los miembros del jurado. Las tres mejores ideas competirán en una segunda fase de profundización de las propuestas, cuyos resultados se harán públicos en octubre. Si las autoridades nacionales fueran consecuentes con la participación y transparencia que tanto pregonan, en vez de atacar la iniciativa como en días pasados ha hecho un ministro, inscribirían sus equipos para participar en él y demostrar con hechos la calidad de las ideas que defienden.

Desde hace años quien escribe sostiene que un proyecto de la importancia de La Carlota no sólo no puede adelantarse en secreto, sino que incluso sería erróneo asignarlo directamente a una oficina de arquitectura en particular por prestigiosa que fuere: además de un tema público por excelencia, constituye una decisión crucial que signará el destino de la ciudad por muchas décadas, por lo que la transparencia, el debate y la participación deben ser las señas de identidad del proceso de toma de decisiones. El concurso que ahora se convoca no sólo satisface largamente esos requerimientos, sino que además puede marcar un hito en la manera de entender la construcción de la ciudad: fenómeno colectivo por excelencia, ella no puede ser pensada en la clausura de los gabinetes, sean ellos privados o gubernamentales.

Artículos asociados

Más artículos relacionados con
La Carlota

Referencias externas y documentos relacionados
Template

blog comments powered by Disqus