Colegio de Arquitectos de Venezuela
La Misión Vivienda está integrada por edificaciones prefabricadas
Foto:William Dumont

Arquitectos cuestionan envío de Misión Vivienda a Venecia

Señalan que la selección está politizada. La exhibición que el Musarq llevará a la bienal incluye testimonios en video de los beneficiarios.

A María Sojo la llaman "la Cabillera". La mujer, que perdió su casa en 2010, participa en la construcción de su propia vivienda en el Complejo Habitacional Macario. Su testimonio, grabado en video, es una de las puntas de lanza de Ciudad socializante vs ciudad alienante el proyecto que Venezuela enviará a la décimo tercera edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia, que abrirá sus puertas el miércoles.

La Misión Vivienda será el tema central de la muestra curada por Andreína Agusti y coordinada por el Museo Nacional de Arquitectura. La bienal no se ha inaugurado, pero sobre la representación nacional ya llueven las críticas, que en esta ocasión comenzaron en casa. Ni el gremio ni la academia avalan el envío.

Omar Seijas, vicepresidente del Colegio Nacional de Arquitectos, señala que el proyecto no es representativo de la arquitectura que se hace en el país. "No estamos de acuerdo porque la bienal es una instancia muy importante como para presentar edificaciones instantáneas que no aportan nada a la ciudad desde un punto de vista estético, arquitectónico, funcional ni urbanístico. La Misión Vivienda sólo promueve la generación de metros cuadrados como parte de una campaña política".

Seijas cuestiona que el pabellón nacional lo integre una misión que ha sido levantada por una mayoría de arquitectos y constructores extranjeros.

También indica que se trata de un proyecto que no responde a ningún plan urbano reconocido en el país para mejorar la ciudad, y lamenta que la selección se haya hecho sin consultar la opinión del cuerpo colegiado.

Una visión similar tiene Guillermo Barrios, decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela. "Se ha hecho recurrente que organismos y funcionarios de la gestión cultural se abroguen de manera directa, a manu servi, la participación del país en bienales y eventos internacionales. No nos pasan las convocatorias".

Propaganda. A juicio de Barrios el método de selección del Musaq reviste un problema de concentración de las decisiones y del uso de la arquitectura como instrumento de propaganda en el marco de la contienda electoral. "Para designar el envío de Venezuela a Venecia no se consultó a la comunidad de arquitectos y eso es preocupante. En la bienal el Estado se representa a sí mismo con un proyecto que, creo, no tiene nada que ver con la arquitectura nacional sino que responde a otros principios; es un proyecto de carácter político".

El arquitecto, articulista y académico Oscar Tenreiro considera que el aspecto que más pesó en la selección de la Misión Vivienda fue el ideológico. Asegura que la bienal usualmente recibe trabajos vinculados con lo institucional y lo público. "Si ves el tema como representación de la esfera pública te vas a encontrar con que el régimen actual no ha hecho suficiente arquitectura pública institucional. No voy a negar que han construido algunas cosas, y uno piensa que pudieron haber mandado ejemplos de esa arquitectura, pero les deben haber parecido pocos los ejemplos (en efecto, lo son); también pudieron pensar que no tenían suficiente contenido ideológico. Ese es un poco el problema del régimen: que funciona a partir de lo ideológico".

Modelo de transformación. En la otra acera, Juan Pedro Posani, director del Museo Nacional de Arquitectura, asegura que la Misión Vivienda es la mejor muestra de lo que se hace en el país en esa materia.

"En este momento en Venezuela no hay tema más importante desde el punto de vista de la transformación urbana, económica y política que el inmenso trabajo que se realiza desde el Estado para la conversión del hábitat de todos los venezolanos que estaban en condiciones de penuria, con la finalidad y el objetivo de que todo el mundo tenga dentro de 7, 8 o 10 años una vivienda digna", afirma en un comunicado.

Posani agrega que la arquitectura es para que la gente viva mejor y por ello no teme a las críticas surgidas en el gremio.

"Las observaciones que se han hecho según las cuales nuestro país no presentará arquitectura sino anti-arquitectura son absolutamente necias".

El arquitecto Carlos Pou también fue consultado, pero se abstuvo de dar su opinión acerca del envío venezolano.

"Sé que el proyecto será la Misión Vivienda, pero no conozco en detalle las características de la muestra".

Artículos asociados

Más artículos relacionados con
Misión Vivienda Musarq

Referencias externas y documentos relacionados
Template

blog comments powered by Disqus