Colegio de Arquitectos de Venezuela
Augusto Tobito Acevedo
Foto:Entre Rayas

Cenizas del arquitecto venezolano Tobito serán esparcidas en el Páramo de Mucuchíes

El pasado 4 de Abril falleció en Suiza el mítico arquitecto venezolano, Augusto Tobito Acevedo, luego de batallar contra el Alzheimer durante varios años.

Tobito fue reconocido en vida como el único venezolano en trabajar y dirigir el atelier del gran arquitecto, Le Corbusier. Bajo su tutela, ayudó a desarrollar los proyectos que sentaron las bases de la arquitectura y el urbanismo moderno.

Nació en la ciudad de Rubio (Edo. Táchira) un 18 de Julio de 1921, sus progenitores fueron, Don Antonio Tobito Peña (1894-1850) y Anaís Acevedo(1900-1981). Su padre era originario de la localidad colombiana del "Imperio" (perteneciente al municipio Boyacá) y se desempeñaba como capataz, mientras que su madre era natural de Rubio y una devota cristiana. Estudió primaria y secundaria en el colegio Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de Cúcuta, donde siempre destacó por sus habilidades artísticas. No obstante, quiso incursionar en la medicina, pero fue disuadido por sus profesores para ser arquitecto. Su carrera universitaria floreció en la prestigiosa Universidad Nacional de Colombia, donde obtuvo su título en 1947, a la edad de 25 años.

El 9 de abril de 1948, fue asesinado el líder político, Jorge Eliécer Gaitán y ello desató una escalada de acontecimientos turbulentos que conllevaron a una matanza y a la destrucción de una buena parte del centro de Bogotá. Tobito fue llamado para formar parte del comité de planificación y reconstrucción; una oportunidad que le permitió conocer a Le Corbusier durante su estadía en territorio Colombiano. El afamado arquitecto desarrolló junto a José Luis Sert y Paul Wiener, un Plan Regulador para Bogotá, pero este no se concretó finalmente.

Tocado por la esencia de las ideas corbusianas se trasladó a Paris en febrero de 1953, para solicitar a L-C que le dejase formar parte de su equipo y este aceptó. Durante seis años el joven se consagró a su maestro, participando en sus mejores proyectos, ya que su estadía coincidió con el periodo de mayor madurez del arquitecto europeo. Junto a Yannis Xénakis, André Maisonnier, Vladimir Bodiansky y André Wogensky, dirigió esporádicamente el atelier. Contribuyó notablemente con las realizaciones que L-C proyectó para las ciudades de Chandigarh, Ahmedabad, Firminy, Bagdad y Berlin, entre otras.

El 13 de mayo de 1957 contrajo nupcias con la modelo y bailarina suiza, Barbara Brändli, luego de años de noviazgo. Fruto de la unión, nació su única hija, Karidy Tobito. Brändli, es reconocida en la actualidad por su excelente trabajo fotográfico, el cual le llevó a merecer el premio nacional de fotografía en 2004.

En noviembre de 1959 decidió partir del atelier que forjó su talento al aceptar una invitación del Rector, Francisco de Venanzi (el cual fue persuadido por Carlos R. Villanueva), para ser parte del profesorado de la FAU de la UCV, entre otros planes vinculados con el entonces, "Banco Obrero". El último día que Le Corbusier vio a su discípulo, este le obsequió una obra de arte con una dedicatoria que decía: "Para Tobito, con mi amistad... gracias por tu gentileza natural", cerrando así un ciclo inolvidable en la vida del venezolano.

En la década de los 60, se dedicó a proyectar y construir la Escuela de Enfermeras de Valencia y el Hospital Universitario de Mérida, entre otros "Affaires" significativos. Para 1969, promovió la llamada "Renovación" Universitaria (consecuencia directa del "Mayo Francés"). Más adelante ese mismo año, fue expulsado injustamente de la UCV junto a otros profesores, con los cuales formaría la firma de arquitectura BMPT.

En conjunto con dicha firma, tuvo una participación destacada en el concurso para la sede de Cadafe e igualmente para la competición de lo que hoy conocemos como el Complejo Cultural Teresa Carreño. Hacía la década de los 70, concibió una casa-atelier para la artista plástico, Luisa Richter (con la colaboración de su esposo, el Ing. Hans J. Richter).

En 1971 concibió junto a los profesores, Ramón G. Almeida y José Balbino León, el Departamento de Acondicionamiento Ambiental de la FAU; el cual incluyó por primera vez en el país temas ecologistas en el ramo de la arquitectura y el urbanismo. Obtuvo su jubilación en 1974 y ello marcó un periodo más apacible en su vida. Para 1976 asistió al acto de grado su hermana Cecilia, quien decidiendo seguir sus pasos, se tituló de arquitecto en la misma Alma Mater que él.

Los dos décadas venideras, constituyeron para el arquitecto una verdadera reflexión de su trabajo, ya que organizó sistemáticamente toda su obra en la pequeña oficina de su residencia en Santa Cecilia. En años sub-siguientes, se le diagnosticó la inexorable enfermedad del Alzheimer, la cual sobrellevó con un estoicismo y dignidad admirable, en compañía de su esposa. En 2009 fue presentada su postulación al Doctorado Honoris Causa ante el Consejo Universitario de la UCV y esta fue aprobada y otorgada en una ceremonia sencilla. El diploma fue recibido por su hija.

Al morir su esposa, en diciembre del 2011, Tobito es trasladado a Ginebra, en donde falleció serenamente en compañía de su hija y nietos. Sus cenizas serán esparcidas en los hermosos páramos de Mucuchíes, junto a las de su esposa Barbara.

Artículos asociados

Más artículos relacionados con
Augusto Tobito

Referencias externas y documentos relacionados
Template

blog comments powered by Disqus