Colegio de Arquitectos de Venezuela

"sería una locura meter más viviendas en Caracas"

“Tras este programa de vivienda habrá un enorme negocio de las empresas constructoras, que son el sector más corrupto del país, y que no beneficiarán al hombre”, considera el maestro de la arquitectura.

La Gran Misión Vivienda Venezuela es un proyecto y una promesa del Gobierno venezolano de resolver el problema habitacional que existe en el país, y que ha colapsado con las continuas lluvias de los últimos meses. El arquitecto Fruto Vivas, quien tiene una experiencia en éste campo de más de cincuenta años (arquitecto del Museo de Arte de Caracas, el club Táchira en Bello Monte, entre otros) maneja un criterio diferente de lo que es la verdadera solución a éste problema en el país.

El arquitecto aclaró, que hasta ahora conoce de la Misión lo que se ha publicado a través de los medios, y le gustaría que existiera un libro o manual explicativo, ya que le preocupan algunas afirmaciones que se han hecho.

Entre ellas, la aseveración del gobierno de que “habrá dos millones de viviendas construidas en seis años”.

Para consolidar esa promesa, tendrían que construirse 913 viviendas por día, hecho que Vivas ve poco factible, tomando en cuenta que en Venezuela hay una crisis de cemento; debido a esto, instó a los asesores del Presidente de la República a que investiguen si realmente se cuenta con el material necesario para ejecutar dicho plan.

Por otra parte, considera como un total absurdo la posibilidad de hacer otra ciudad dentro de Caracas como lo dijo el ministro de Estado para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas, Farruco Sesto. Ya que la capital está colapsada por los vehículos, los barrios, la falta de agua, entre otros males. “Me da pena como profesional de la arquitectura oír declaraciones irreflexivas sobre hacer viviendas en Caracas” comentó.

Desde su amplio conocimiento sobre Caracas y a su juicio, el arquitecto asegura que la capital no resiste más viviendas, no hay condiciones para que los niños hagan deporte, no hay suficientes áreas verdes, meter más viviendas sería una locura. El problema en Venezuela no es la vivienda como objeto material, sino la pobreza, y la productividad.

Considera que aunque en el país hay una formación social, que apunta a la organización popular, sigue funcionando el sistema capitalista, en el cual, a su criterio el problema de la vivienda no tiene solución. Y vislumbra que tras este programa de vivienda habrá un enorme negocio de las empresas constructoras, que son el sector más corrupto del país, y que no beneficiarán al hombre.

Propone soluciones Basándose en el juicio antes mencionado sobre la verdadera problemática del país (la superación de la pobreza), Vivas comenta que quisiera tener vínculos que no tiene con el Estado para hacer una serie de recomendaciones que considera viables para resolver el problema de la vivienda y complementar la Misión.

“Morirse de hambre en una casa nueva es también morirse de hambre”, ésta frase resume la teoría del arquitecto, que se basa en el hecho de que, darle una casa a un individuo no es la solución; sino que la efectiva salida a los problemas del venezolano, es ayudarle y brindarle las herramientas necesarias para que sea productivo y pueda superar la pobreza.

Vivas planteó un proyecto y tiene varios escritos que se resumen en tres títulos, Plan de superación de la pobreza para crear condiciones óptimas de vida, La tecnología de la necesidad e Ideas para una Caracas posible. Hasta ahora no se han puesto en práctica en el país, hecho que lamenta mucho. La idea fundamental, es que el Estado promueva y organice al individuo en sociedad para que pueda construir su propia vivienda, y a su vez hacer de ésta un lugar productivo.

El ve como solución “crear riqueza social, darle condiciones de vida estables a la gente pobre para que pueda comprar su comida, becar a sus hijos, tener una buena salud, golpear de frente la delincuencia y las drogas”.

En su escrito Ideas para una Caracas posible, Vivas recomienda una serie de cambios, que probablemente ayudarían en la evolución del país. En el tema de la vivienda se pueden destacar: La creación de viviendas productivas.

Creación de centros de producción de materiales de construcción totalmente administrados por la comunidad.
Capacitación de la población en las áreas productivas.
Enseñar a la gente a amarrar viviendas inestables en casos de sismos.

Habiendo explicado todas éstas cosas, el afamado arquitecto asegura que si no se resuelve el problema de la productividad en Venezuela no se habrá hecho absolutamente nada con dar una casa.

El objetivo de la Misión de solucionarle al pueblo la problemática de la vivienda es bueno, pero debe ir mucho más allá de la entrega o la remodelación de una casa como objeto, la vivienda es donde habita la gente, donde convive la sociedad y se forman las ciudades.

En cuanto a los comentarios de algunos sectores que oponen al gobierno, sobre la Mision Vivienda como una herramienta para obtener votos, Vivas comenta que todos los gobiernos han usado la vivienda como publicidad, sin embargo, acota que las soluciones a tan grande problemática debieron proponerse hace doce años.

Fruto Vivas se puso reiteradamente a la orden del Estado para colaborar con la mejora de Venezuela (uno de los países más ricos del planeta) con una propuesta que consiste en crear el pueblo constructor. Y ofreció su tecnología de maderas y acero, probada hace más de 30 años en grandes números de construcciones.

“Se deben poner en manos del pueblo las facilidades para que sea él mismo quien construya sus viviendas, supervisado por el gobierno, eliminando todos los negocios sucios que se generan con la zamurada de las empresas constructoras” concluyó.


blog comments powered by Disqus