Colegio de Arquitectos de Venezuela
Interior de la nueva iglesia donostiarra por Moneo, durante su consagración de ayer.
Foto:Javier Hernández

Un 'moneo' para oír misa

Consagrada la iglesia diseñada por el arquitecto para uno de los nuevos barrios donostiarras - Iesu será el estandarte de Riberas de Loiola.

Iesu, la nueva parroquia del barrio donostiarra Riberas de Loiola, emerge como una obra de arte en la vega del río Urumea. El templo, obra del arquitecto navarro Rafael Moneo, fue consagrada ayer por el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, se ha convertido en el estandarte de un barrio joven, aún en construcción.

Iesu -nombre griego de Jesús- es un edificio vanguardista de 9.000 metros cuadrados de superficie y 28 metros en su punto más alto. "Es generoso en sus espacios y muy modesto en sus materiales", explicó el arquitecto, autor, entre otros edificios, de la Catedral de Los Ángeles (EE UU), en una de las visitas que realizó durante su construcción.

Para Moneo, una de las peculiaridades arquitectónicas es su planta de cruz quebrada, "no estrictamente simétrica, con la que se pretende reflejar las tensiones del mundo".

El párroco de Loiola, Jesús Mari Zabaleta, amigo personal del arquitecto y uno de los principales impulsores del proyecto, cree que el edificio es "una síntesis del pensamiento" de Moneo y refleja la "madurez" del autor de los cubos del Kursaal. La parroquia, que ha precisado casi cuatro años de obras, cuenta con una vidriera de alabastro que ha sido diseñada por el propio arquitecto.

El nuevo templo, que mira a Oriente como las iglesias antiguas, ya tiene programadas bodas, comuniones y bautizos. Su órgano, cofinanciado por la Diputación de Guipúzcoa y realizado por la compañía alemana Klais Orgelbau, es uno de los atractivos para muchos vecinos del barrio, que ven una oportunidad para poner a Riberas en el circuito musical de la capital guipuzcoana. De hecho, uno de los conciertos de la próxima Quincena Musical ya ha sido programado en la nueva iglesia, ayer abarrotada en la ceremonia de consagración.

Vecinos de la zona como el concejal de Cultura donostiarra, Denis Itxaso, creen que el templo y el Jardín de la Memoria, que recuerda a las víctimas de la guerra, la violencia y el terrorismo, suponen un "valor añadido" para el barrio.

Para ayudar a financiar los 9,5 millones de euros que han costado las obras, los bajos del inmueble han sido vendidos a la cadena Super Amara, que instalará allí un supermercado, junto a un aparcamiento de 100 plazas. Con capacidad para 450 feligreses, es la primera iglesia consagrada por Munilla desde que tomó posesión como obispo de San Sebastián en enero de 2010.

La asociación de vecinos de Riberas de Loiola considera que la mayor parte del barrio ha acogido bien el proyecto de la nueva parroquia. Y no solo las personas más ligadas a la Iglesia, sino también vecinos que esperan que el edificio de Moneo se convierta en un reclamo que sirva para dinamizar el nuevo barrio.

Referencias externas y documentos relacionados
Template

blog comments powered by Disqus