Notre-Dame de París, brillando durante siglos

Cumple un año del incendio de Notre-Dame de París, balance de este aniversario

La Catedral Notre-Dame de París, o Nuestra Señora de París en español, recibió una gran cantidad de restauraciones desde su inicio en el año 1160 hasta convertirse en lo que se conoce en la actualidad como una de las construcciones que mejor ejemplifica la arquitectura gótica francesa.

NOTRE-DAME BRILLA DURANTE SIGLOS, Y POR LAS RAZONES EQUIVOCADAS

Este magnífico monumento del catolicismo, el cual tomó parte de su popularidad gracias al libro ‘El Jorobado de Notre-Dame’, escrito por Víctor Hugo, no sólo experimentó una serie de reformas, además de ser víctima de profanaciones durante el tiempo de la Revolución Francesa, la cual ocurrió durante los años 1788 y 1799; sino que también fue donde tomó lugar la coronación del Emperador Napoleón Bonaparte y una serie de funerales de diversos presidentes de la República Francesa.

Sin embargo, para su infortunio, las eventualidades no acaban aquí. El pasado 15 de abril de 2019 esta gran obra arquitectónica se vio sometida al calor de las llamas, junto con los corazones de centenares de franceses.

Aniversario del incendio de 2019 en Notre-Dame

En el primer cumpleaños del incendio, que tuvo lugar como decimos en 2019, es momento de hacer análisis de todo lo que ocurrió. Soy muy aficionado a los cumpleaños y aniversarios, a recordar las fechas especiales, y eso me ha llevado a hacer balance de un triste aniversario como es el de este incendio, en el que algo cambió para todos los que somos amantes del arte.

Cumple un año del incendio de Notre-Dame de París, balance de este aniversario

El incendio en la prensa internacional, balance al cumplirse un año

Como es de esperar, se hicieron eco del tristísimo acontecimiento todos los medios de comunicación del planeta. Me gustaría destacar una que, por ser completa y emotiva, y por las imágenes del aniversario del suceso, me llenó en su momento de lágrimas por el suceso:

La Catedral de Notre Dame, símbolo de belleza e historia de París, fue envuelta por un gran incendio la tarde del lunes 15 de abril. El fuego provocó que la emblemática aguja del capitel colapsara y que el cielo parisino se llenara de humo.

La imagen de las llamas en el techo de madera de la catedral, de la aguja ardiendo y que acabó convirtiéndose en cenizas, impactó a quienes se reunieron en los bancos del Sena y en la plaza del Hôtel de Ville. Muchas de las personas que observaban el incendio en la catedral suspiraban y lloraban ante el horror de lo que veían.

Testimonios de las gentes de París

“Es como perder a alguien de la familia”, dijo Pierre Guillaume Bonnet, un director de mercadotecnia de 45 años. “Tengo tantos recuerdos relacionados con ella”.

La alarma contra incendios de Notre Dame sonó a las 18:30 (hora local) y la catedral fue evacuada. La fiscalía de París anunció una investigación sobre el incendio. Testigos en las calles aledañas dijeron que lo primero que notaron fue un poco de humo en el techo, en una parte cubierta por el andamiaje de trabajos de renovación.

Unos quinientos bomberos trabajaron casi durante cinco horas para contener el incendio. A las 23:00 de París, la estructura “había sido salvada y protegida en su conjunto”, dijo el jefe de los bomberos Jean-Claude Gallet. Las dos espectaculares torres que se elevan en el horizonte de París se salvaron, añadió, pero dos tercios del techo fueron destruidos por las llamas.

“Hemos evitado lo peor aunque aún no está ganada la batalla”, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en un discurso breve y solemne frente a Notre Dame la noche del lunes, y prometió que la catedral será reconstruida.

“Este es el sitio en el que todos hemos vivido grandes momentos, es el epicentro de nuestra vida”, mencionó. “Es la catedral de todos los franceses”.

Esta joya de la arquitectura gótica medieval fue construida en los siglos XII y XIII. Notre Dame es un sitio emblemático no solo para París, donde se ubica sólida y grácilmente, sino para el mundo entero. Unas 30.000 personas visitan la catedral cada día, lo que representa unos trece millones de visitantes cada año.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Notre-Dame de Paris (@notre.dame.paris) el

Testigos directos del incendio y expertos en incendios

Los testigos comentaron que las puertas fueron cerradas la tarde de este lunes de manera abrupta cuando el último grupo de turistas buscaba entrar. Momentos después empezó a verse un poco de humo desde el capitel. Primero gris y después negro; quedó claro que el incendio estaba creciendo. Poco después se avistaron las llamas anaranjadas.

Vincent Dunn, consultor contra incendios y exjefe de bomberos de la Ciudad de Nueva York, dijo que es muy complicado que las mangueras alcancen hasta la cima de una catedral así y que acerarse a pie es complejo.

“Estas catedrales y sitios de culto están construidos de tal modo que se queman rápidamente”, dijo.

Alcaldesa y policía de París

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, tuiteó que había “un terrible incendio” en la catedral.

La policía parisiense advirtió a la gente que se mantuviera lejos de la zona alrededor de la catedral.

“Duele ver esto. La catedral es un símbolo, es el corazón de París”, dijo Pierre-Eric Trimovillas, de 32 años. La multitud reunida cerca del sitio sollozó al ver caer el capitel, según Trimovillas, quien dijo: “París fue descabezada”.

Angelique de Almeida, de 32 años, miraba entre lágrimas las columnas de humo. “La vamos a perder, todo está en llamas”, dijo. “Si perdemos esto, perdemos París. Y en Semana Santa, además”.

Glenn Corbett, profesor asociado de Ciencias del Fuego en el John Jay College de Nueva York, dijo que los trabajos de construcción y renovación suelen ser una combinación peligrosa.

“Hay un historial de iglesias y sinagogas y otros sitios de culto que son víctimas de incendios por construcción”, comentó Corbett.

La noticia, del New York Times, es muy completa y emocionante. Narra muy bien lo que se sentía en la capital de Francia. Y lo que todos nosotros, ahora que se cumple un año del suceso, pensamos.

Cómo ocurrió todo: balance de las imágenes cuando se cumple un año

Las escalofriantes imágenes de cumpleaños del incendio, ahora que por su aniversario podemos estudiarlas con mayor calma, nos hacen pensar que fue una buenísima noticia que la Catedral siga todavía en pie.

Notre-Dame ardió durante aproximadamente quince horas, esto fue más que suficiente para que colapsara la aguja principal, y para que salieran perjudicados gravemente el techo y las paredes. Desde el inicio del incendio, se creía que la Catedral iba a desplomarse tal como ocurrió con las Torres Gemelas en el 2001, incluso fue desalojada después de la extinción del fuego por las mismas razones.

Afortunadamente para París, su pueblo y los millones de turistas que visitan Notre-Dame, esto no ocurrió.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Notre-Dame de Paris (@notre.dame.paris) el

¿Por qué no se cayó Notre-Dame?

La arquitecta y youtuber española, conocida públicamente como Ter, nos da una solución a esta interrogante. La respuesta es nada más y nada menos que la ingeniería de la arquitectura gótica en el siglo XII.

Durante este siglo, materiales como el acero eran muy escasos, no fue hasta la llegada de la Revolución Industrial cuando comenzó su producción masiva; y claramente, los arquitectos de esa época no gozaban de los beneficios del siglo actual, tal como las diferentes tecnologías y medios con los que transportar la materia prima.

Por esta razón, una construcción en el año 1200 podía costar y tardar el triple de veces comparándola con una hecha hoy en día.

La arquitectura gótica goza de elementos característicos que evolucionaron el concepto de arquitectura en ese tiempo. Entre ellos se encuentran, las bóvedas de crucería, los contrafuertes, los arbotantes y los pináculos. Dichos elementos, son las bases arquitectónicas de Notre-Dame, tal como se espera de una edificación con carácter gótico. Para entender la función de estos, hay que saber qué son.

Las bóvedas de crucería son las que permiten que Notre-Dame tenga un techo más alto gracias a que este es reforzado con un par más de nervios verticales y así lograr el paso de la luz, que es lo que se buscaba en la catedral.

• Sin embargo, estos nervios ejercen una fuerza sobre los muros, y este peso sólo resulta en que los últimos se abran y el techo se desplome. Para evitar esto, los ingenieros idearon los contrafuertes. Los cuales se ubican por el exterior de las bóvedas y contrarrestan las fuerzas.

• Esta teoría solo se aplica para la creación de una nave, pero el obispo quería cinco; dos a cada lado de la nave central. Y, agregar contrafuertes entre cada una de ellas causaría que la catedral no recibiera luz, por lo que utilizaron los arbotantes. Los cuales son arcos elevados que transmiten la fuerza a los contrafuertes, logrando así el paso de luz.

• No obstante, esto no era suficiente para evitar el desplazamiento de la estructura por las fuerzas horizontales, por lo que se crearon los pináculos. Los cuales además de ser decorativos, ejercen una fuerza vertical logrando así de una vez, contrarrestar las fuerzas.

Si Notre-Dame sigue en pie, se debe a que la aguja se desplomó sobre el techo, es decir, las bóvedas. Su caída no afectó directamente el enjambre ingenieril que sostiene el peso del techo. En el hipotético caso de que se hubieran derribado los contrafuertes, la catedral se habría desplomado completamente.

El estado francés recibió colosales donaciones por partes de empresas multimillonarias como Louis Vuitton, y actualmente, se haya en reconstrucción. Por suerte los daños no son irreparables, y la gran mayoría de bienes almacenados se encuentran intactos.

Conclusiones: se puede celebrar algo en este aniversario del incendio

Sin duda hay más motivos para lamentarse por el aniversario del incendio, que asuntos para celebrar. Pero las imágenes del cumpleaños del incendio dejan algunas esperanzas claras: al menos la Catedral sigue en pie.

Los que hemos tenido el placer y la suerte de visitarla antes del incendio, la recordaremos siempre en nuestros corazones y en las imágenes o fotografías que guardaremos como auténticos tesoros. Pero el resto también recordará con especial cariño que, pese a las llamas, se cumple un año del incendio que no pudo derribar la fantástica obra de arte gótico parisino.

Give a Comment